¿Quieres saber cómo convertirte en un traductor jurídico?

¡Valóralo! 😊

Índice de Contenido

Cuidado. No es fácil Traducir documentos jurídicos. Puesto que la traducción jurídica requiere un conjunto de habilidades muy concreto, muchos traductores llegan a evitarla. Además, se pueden reclamar resarcimiento de daños si los traductores comenten cualquier error. Esto puede ocurrir en cualquier modalidad de traducción, pero las consecuencias son más graves en el caso de la traducción jurídica. Para poder traducir documentos legales en muchos países es necesario algún tipo de certificación en traducción legal.

Es por esto por lo que muchos traductores jurídicos son también abogados. No se proporciona ningún programa completo de formación en traducción jurídica en la mayoría de las instituciones.

El proceso necesario para convertirse en un traductor jurídico certificado no es el mismo que el proceso por el que uno se convierte en traductor jurado. Por ejemplo, para poder realizar traducciones jurídicas en el Reino Unido hay que obtener un Máster en Traducción Jurídica, título de postgrado que convierte a su titular en Traductor Jurídico Certificado (Máster en Derecho). Estos estudios no se ofrecen en cualquier lugar y, además, se exige una licenciatura para poder acceder.

No obstante, no hay que desesperarse si se tiene un título de traductor, pero ninguna licenciatura en traducción legal: El proceso será más largo, pero no imposible.

La traducción se estudia desde una perspectiva general y se presenta en diferentes formas. Algunos ejemplos son: la traducción de contratos, la traducción técnica, la traducción para el juzgado y la traducción jurídica. A continuación, se dan algunos consejos útiles para convertirse en un traductor jurídico.

Itinerario de 3 pasos para convertirse en traductor jurídico

a) Estudiar los distintos sistemas legales de cada país

En cualquier ámbito, la comprensión del tema es el primer paso en el proceso de traducción. No se puede traducir lo que no se entiende. Un buen punto de partida es comparar las diferencias entre Derecho consuetudinario (Common Law) y Derecho Civil (Civil Law) y entre Derecho Consuetudinario y la equidad (Equity). Estas son las normas que se consideraban en el pasado Common Law y que hoy forman parte del derecho que se centra en los fideicomisos, las compensaciones, etc.

Es importante entender ambos sistemas porque la traducción jurídica a menudo requiere trabajar con dos idiomas que a menudo responden a sistemas legales distintos. Algunos ejemplos de estos idiomas son el español y el inglés y el inglés y el francés. Como traductor jurídico es necesario saber que ciertas definiciones no tienen una traducción exacta en todos los idiomas.

Por ende, los traductores deben tomar las decisiones necesarias teniendo en cuenta la audiencia de acogida para la que se ha escrito el texto. Se puede encontrar mucha información sobre los sistemas legales de determinados países en internet.

b) Leer y comprender documentos legales

Es necesario sentirse cómodo a la hora de leer documentos legales para poder redactar adecuadamente documentos legales.
Se empieza por la documentación legal básica y por libros que sean importantes dentro del país natal para intentar comprender las frases más complejas y la terminología legal básica que se suele utilizar. Con esto también aumentará la velocidad de traducción de documentos legales, lo que es clave en cualquier encargo de traducción.

c) Cursos online

Otra manera estupenda de adquirir más conocimientos dentro del campo de la traducción jurídica es asistir a cursos diseñados específicamente para futuros traductores jurídicos. Hay una amplia oferta de cursos online y presenciales que se centran en la traducción jurídica de idiomas como el español, el francés o el portugués. Hay algunas páginas web de utilidad, como Coursera, Open Learn, Magistrad y OTTIAQ. Aparte hay muchos cursos disponibles online en la web para introducirse en el mundo del derecho.

Hacer seguimientos, analizar, comparar y revisar documentos legales puede proporcionar una perspectiva de la estructura de los documentos legales y de la forma en que se utiliza cada idioma en cada tipo de documento en concreto.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Deja tu comentario!

¡NUEVO EBOOK!

La Localización: Claves para el Éxito Internacional de tu empresa

Descárgatelo gratis.