eCommerce y Traducción: consejos para aumentar tus ventas rápidamente

¡Valóralo! 😊

Índice de Contenido

En el año 2018 una aplastante mayoría de compradores estadounidenses efectuaron sus compras online y las ventas de todo el mundo alcanzaron un máximo histórico de 1,3 trillones de dólares. Se espera un crecimiento global de la ventas del 6,4 %; las previsiones de ventas para el comercio electrónico no podrían ser mejores para la temporada de vacaciones del año actual. No obstante, a nadie se le garantiza una porción del pastel solo porque haya suficiente para todos en la mesa de la temporada de vacaciones.

A continuación aparecen algunos consejos para aprovechar el potencial de ventas de un mercado internacional.

1. Apunte al mercado internacional, pero piense de manera local

Una estrategia de marketing que funcione bien en Estados Unidos no tiene necesariamente que funcionar bien en Asia o Europa; esto quiere decir que hay que repensar las estrategias y el mensaje que se va a emplear en cada mercado de acogida. Es necesario investigar – mucho – para encontrar las palabras y las imagenes que conecten mejor con cada audiencia; y no hay que impresionar únicamente a las personas sino a los motores de búsqueda que utilicen más.

Por ejemplo, sería necesario cambiar la estrategia SEO para que englobe a los motores de búsqueda más utilizadas en todo el mundo (No, Google todavía no domina el universo). Yahoo es el más utilizado en Japón; Baidu en China; Naver en Corea; Yandex en Rusia y en el Reino Unido Bing supone una dura competencia para Google.

2. Localice su aplicación móvil (ventaja multicanal)

Un 66% de todo el tiempo que se invierte en las páginas web de comercio electrónico transcurre desde los dispositivos móviles, y el61% de los clientes abandonarán dicha página si no se adapta bien al formato del móvil. Y todavía más allá de esto, en lo tocante a los resultados de los motores de búsqueda, Google va a empezar a dar prioridad a las páginas que se adaptan mejor a los dispositivos móviles. No obstante, no basta con conseguir que la página web y las páginas de los productos se adecuen a los dispositivos móviles; es necesario conseguir que la experiencia de contar con la marca sea uniforme en todas las plataformas.

3. Traduzca los contenidos dirigidos a los usuarios

Generar contenido destinado al usuario, del estilo de reseñas y comentarios, es más eficaz para aumentar la confianza internacional del comprador que cualquier otra acción de ventas, y por ello mi recomendación es siempre traducirlo. En concreto, para los usuarios habituados a realizar sus compras online leer las reseñas constituye una parte importante del proceso de compra (especialmente si se trata de comprar regalos de Navidad es más probable arriesgarse a probar un producto nuevo con uno mismo que con el abuelito), y aún así la traducción de contenido generado para el usuario normalmente ocupa el último lugar en las prioridades de las empresas. 

La experiencia de los clientes de empresas de comercio electrónico puede verse potenciada de manera drástica si se traducen el texto de las páginas web, las listas de productos y las reseñas de los usuarios como una sola unidad.

4. Acepte las formas de pago locales

En la actualidad hay dos barreras que detienen a muchos compradores, que son el idioma y la moneda, y, no obstante, el comercio electrónico consigue que la venta al por menor en el ámbito internacional sea una posibilidad más real ahora que nunca. 

Las páginas web de comercio electrónico dirigidas hacia mercados internacionales son conscientes de la necesidad de traducir las páginas de los productos, pero hay pocos que traduzcan sus precios. Cuando un comprador ve el precio de un producto en una moneda que no conoce se plantea las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto cuesta en (la moneda oficial del país de acogida)?
  • ¿Lo envían hasta aquí?
  • ¿Cuánto cuesta el envío?

Y cuanto más duden es menos probable que compren. Al hacer una lista de los productos en la moneda local se elimina esa barrera y se muestra una voluntad de venta (y que tampoco va a costar un ojo de la cara). No obstante, no solo hay que cambiar las monedas y los símbolos asociados para eliminar la fricción del proceso de compra de los clientes internacionales. También hay que tener en cuenta la forma de pago.

Según un estudio reciente solo el 36% de los consumidores confía en los distribuidores online lo suficiente como para confiarles su información personal; cifra que no es muy alta. Por ende, las páginas web de comercio electrónico tienen que dedicar todos sus esfuerzos en conseguir que su clientela se sienta bien comprando sus productos. 

Quizás la mejor manera de conseguirlo y la más sencilla es utilizar las formas de pago de los países de acogida. Por ejemplo, en la mayor parte de los Estados Unidos la forma de pago más utilizada es PayPal; en China es Alipay; en los Países Bajos es iDEAL.

5. Aproveche las fechas de compra de las fiestas principales

En los Estados Unidos las compras para las fiestas se prolongan desde antes de Acción de Gracias hasta las rebajas del día siguiente a Navidad; y el Black Friday es prácticamente otro día festivo. No obstante, al incorporarse al mercado internacional es posible sacar ventaja de otras oportunidades de ventas, como el Día del Soltero en China, Diwali en India, El Buen Fin en México y el Boxing Day en los países que pertenecieron a la Commonwealth. 

También se celebra el Black friday en otros países con distintos nombres. En Corea del Sur los compradores aprovecharon las rebajas del Black Friday (en 2013 en Corea del Sur se compró una cantidad de productos por un valor superior a 1 billon de euros procedentes de páginas web de terceros países), pero lo llamaron «Beufle». La Semana Blanca de Dubai tiene lugar a partir del 27 o 28 de noviembre.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Deja tu comentario!

¡NUEVO EBOOK!

La Localización: Claves para el Éxito Internacional de tu empresa

Descárgatelo gratis.