Traducir un Texto: qué se debe y qué no se debe hacer

¡Valóralo! 😊

Índice de Contenido

Bueno, ya ha decidido embarcarse en una aventura de textos. Escribir en un idioma que no es el propio no es cosa fácil precisamente. Pero tampoco quiere decir que sesa algo imposible. No obstante, si está encarando cualquier dificultad lo mejor sería que externalice este servicio o que busque la ayuda de profesionales cualificados. A continuación puede encontrar algunos consejos sobre lo que se debe hacer y lo que no a la hora de traducir un texto a otro idioma:

Especialmente importante: Contrate a un profesional

Para todos aquellos que necesiten un servicio de traducción esta opción es la mejor y la primera.  Cada uno de ellos tiene su especialidad lingüística concreta, por lo que es aconsejable entrevistarle con respecto a su experiencia laboral. No olvide solicitar ejemplos de trabajos anteriores para ver cómo trabajan y si sus resultados cumplen sus exigencias de calidad.  

Con independencia de la inversión extra que tenga que realizar recuerde que las mejores traducciones vienen de proveedores de servicios lingüísticos profesionales. Especialmente si necesita ayuda con la traducción de páginas web, de documentos jurídicos o de cualquier otro tipo de traducciones que solo un profesional certificado está capacitado para realizar. Por ende, esta inversión merece la pena. 

Algo menos importante: Utilice herramientas de traducción

Puede plantearse invertir en un software de traducción de calidad o en una aplicación que le proporcione los mejores resultados posibles. De este modo su disponibilidad para aceptar más trabajo quedaría asegurada en todo momento y no perdería ninguna oportunidad. 

A pesar de ello hay que tomar precauciones porque estas aplicaciones pueden dar resultados no muy exactos que podrían escuchar por tierra su reputación y conexiones si resultan dar un mensaje redactado de manera extraña. Al final siempre es mejor confiar en profesionales, ya sea un profesional independiente o una agencia, para tener la garantía de que la traducción es correcta y exacta.

Especialmente importante: No utilice herramientas de traducción gratuitas

Claro que se pueden utilizar herramientas de traducción gratuitas para hacer búsquedas rápidas e informales, para hacerse una idea de lo que quieren decir un amigo o un personaje de una película coreana sin subtítulos.  No obstante, si lo que se necesita es una traducción profesional evite a toda costa estas herramientas de traducción gratuitas porque los resultados que va a obtener serán del todo inexactos. 

Dichos errores se producen porque estas herramientas de traducción normalmente pasan por alto el tono empleado y se basan en las traducciones palabra por palabra más comunes. Al cometer el error de confiar traducciones genéricas también se corre el riesgo de confundir un sinónimo con otro y pasar por alto la sensibilidad cultural.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Deja tu comentario!

¡NUEVO EBOOK!

La Localización: Claves para el Éxito Internacional de tu empresa

Descárgatelo gratis.