Traducción de Artículos: cómo crear contenido que pueda cautivar a distintas regiones

¡Valóralo! 😊

Índice de Contenido

El contenido SEO aumentará el tráfico que va a tu web y la presencia internacional además de mejorar el servicio que actualmente prestas a tu clientela. A continuación, desarrollo cuatro pasos esenciales que debes dar para implantar una estrategia SEO.

La optimización para los motores de búsqueda internacionales y multilingües es algo que debes intentar en tu negocio si dos segmentos o más de tu clientela hablan distintos idiomas o si quieres conectar con clientes ubicados en varios países. Si se aplican las mejores prácticas SEOS internacionales y multilingües es posible atraer más tráfico a tu página web, aumentar la presencia internacional de tu negocio y dar un servicio mejor a tu clientela.

A continuación, voy a desarrollar cuatro pasos esenciales que puedes dar para implantar estas estrategias SEO en tu negocio.

TIPs SEO para traducción de Contenidos en páginas webs

a) ¿Cuáles van a ser los idiomas de acogida?

El primer paso es responder a la pregunta: «¿cuáles van a ser los idiomas de acogida?» Es fundamental darse cuenta de que en realidad hay unas zonas en las que se van a obtener unos resultados mejores y que merece la pena darles la prioridad sobre otras.

Tienes que revisar los análisis actuales de tu página web para poder identificar los idiomas a los que debes traducir tus textos. Sería evidente que algo pasa si por un lado Google Analytics te dice que tu página web está recibiendo visitas de países en los que se habla español, pero por otro lado tú te acercas a ellos con una página web o un comercio electrónico de aceite de lubricación cuyo diseño y contenidos se enfoca únicamente en personas de habla inglesa, en contrato en los que viven en Estados Unidos. Lo anterior también se aplica en los mensajes publicados en las redes sociales, la dirección electrónica e incluso en las llamadas que se reciben en tu empresa.

Es fácil saber desde dónde llegan estos mensajes y de quién comprobando los nombres de los usuarios, el posicionamiento de los correos electrónicos y los códigos de área de los números que utilizan. En el caso anterior, con esos resultados descritos lo mejor sería empezar a dirigirse también a una audiencia de habla española. Pero ¿de verdad es necesario introducir cambios en la estrategia de comunicación si la audiencia española actual ya habla y entiende el inglés suficientemente bien? Sí, señor. Te voy a explicar por qué:

  • Hay muchas posibilidades de que únicamente puedas conectar con una comunidad de hablantes de español que también hablan algo de inglés si el público objetivo de tu página web sigue siendo una audiencia de Estados Unidos. Si bien es un acierto que conectes con este tipo de público objetivo realmente estás perdiendo un porcentaje elevado de audiencias que hablan español. Y, si piensas en ello detenidamente, en realidad estás perdiendo visitantes en lugar de atraerlos.
  • Otra cosa que puedes estar descuidando son las recomendaciones, o, dicho de otra forma, el boca a boca. Puesto que tu audiencia hispana anglo parlante tiene amigos y familiares que solo pueden hablar y entender el español no importa la excelencia que tenga tu producto o servicio para tu audiencia actual, no pueden recomendar tu página web a ninguna de estas personas.

Además, como tu audiencia española solo habla un poco de inglés no generará los mismos sentimientos hacia tu marca que los hablantes de inglés, también perderás conversiones, sin importar lo geniales que sean tus contenidos ni el poder de tus llamadas a la acción. Bueno, a algunos sí que los podrás convencer, pero la mayor parte de ellos escogerán seguramente algo más «natural».

b) Comprueba la estructura de tu URL

Un dominio diferente – Utiliza un dominio completamente distinto para colocar el contenido internacionalizado en lugar de mezclarlo con el contenido no internacionalizado en una web no internacionalizado. Dominios de alto nivel con parámetros lingüísticos– También se puede anexar un parámetro URL a unos hablantes concretos de una lengua específica. Algunos ejemplos son: .org, .net y .com.
Subcarpeta o subdirectorio – Tienes una raíz de dominio pero colocas el contenido internacionalizado en una subcarpeta o un subdirectorio específico.
Subdominio – Utilizas un «dominio de tercer nivel» para colocar el contenido internacionalizado. Este dominio de tercer nivel puede recibir o pasar link juice (valor que un enlace pasa al sitio web con el que se conecta).
Dominio de nivel superior geográfico – Una de las formas de saber en qué territorio concreto, Estado soberano o país está realmente registrado un país es comprobando los códigos de dos letras que aparecen al final del dominio completo de una página web. Este código de dos letras conocido como dominio de nivel superior geográfico muestra dónde está tu empresa tanto a los motores de búsqueda como a los usuarios. No obstante, es fundamental saber que Google da un trato general a algunos códigos de nivel geográfico porque suelen utilizarse con otros fines. Un buen ejemplo es el código «.ad» para Andorra.

c) Decide qué contenidos de tu página web quieres traducir

Así que, ¿qué contenido de tu página web quiere traducir? Esta puede parecer una pregunta sencilla de responder porque podrías traducir todo el contenido de tu página web. Y no sería mala idea realmente porque, por supuesto, traducir todas las páginas activas de tu web proporcionaría una experiencia congruente al usuario. No obstante, es importante tener en cuenta la actualidad de los contenidos, es decir, si estos siguen siendo relevantes o no.

No traduzcas artículos del blog ni páginas que no sean de la mejor calidad o que no obtienen conversiones o que no estén en las primeras posiciones. Si no ve claro por dónde empezar a traducir lo mejor es comenzar por los mejores activos de tu página web. Da prioridad a tus mejores páginas; a aquellas que consiguen tanto tráfico SEO como conversiones. También debes centrarte en la página inicial, las herramientas de navegación, las llamadas a la acción y otras páginas de tu web que suelan recibir visitas.

Las prioridades se resumen en tomar decisiones identificando qué contenido de tu página web debe traducirse. Una posibilidad de hacer esto sería:

  1. Debes dar la máxima prioridad a las páginas de tu web que tengan el mejor rendimiento.
  2. Las páginas que se correspondan con el mayor número de palabras clave con el idioma de acogida (segunda prioridad).
  3. Es importante llevar a cabo una búsqueda de palabras clave en primer lugar, puesto que los volúmenes de búsqueda cambian cuando se traduce una palabra clave concreta a otro idioma.

d) Adapta al idioma de acogida las páginas web seleccionadas

Una vez que has identificado el contenido o las páginas web que quieres traducir es el momento de adaptarlas al idioma de acogida. ¿Pero cómo se hace eso correctamente? Utiliza meta etiquetas o Hreflangs (un atributo HTML). Se trata de partes del código o etiquetas que indican a los motores de búsqueda qué idiomas concretos pueden gestionar tus contenidos.

e) Otras prácticas efectivas para adaptar tus páginas web al idioma de acogida son:

No utilices scripts ni cookies – los motores de búsqueda no pueden rastrear páginas que utilicen cookies o scripts que muestren versiones en idiomas distintos, así que lo mejor es no utilizarlos. Evite redirigir a los usuarios de forma automática a un idioma distinto – muchos administradores cometen el error de redirigir a los visitantes de forma automática a un idioma distinto simplemente porque están en una ubicación concreta.

Esta decisión puede plantear problemas porque así no se puede saber si un visitante procedente de Alemania es un nativo, un expatriado o un estudiante de idiomas. La mejor opción es preguntar mediante la sugerencia de un sitio alternativo que utilice un idioma distinto. No utilices traductores automáticos – aún no son demasiado buenos, no conviene utilizarlos.

Coherencia a la hora de adaptar tu página web a otro idioma – quiere decir que tienes que utilizar de forma coherente el idioma del lugar de acogida, desde la navegación hasta la ayuda. Es importante saber que hay contenidos que deben actualizarse, y hacerlo antes de comenzar el proceso de adaptación al idioma.

Resumen de Consejos SEO para Traducción

Crear contenido que pueda ser atractivo para distintos países comienza con el conocimiento de esa clientela y de la mejor manera de servirla. Identifica sus necesidades y personaliza los contenidos en consecuencia. Estos pasos te ayudarán a empezar a optimizar tus páginas web para audiencias que hablan distintos idiomas.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Deja tu comentario!

¡NUEVO EBOOK!

La Localización: Claves para el Éxito Internacional de tu empresa

Descárgatelo gratis.