Servicios de Traducción para el Sector de la Tecnología

¡Valóralo! 😊

Índice de Contenido

Un buen servicio de traducción supone una gran inversión para las empresas de todo tamaño y de todos los sectores. El sector tecnológico no es ninguna excepción. Los lingüistas que se especializan en el sector tecnológico hace posible que los productos y servicios más punteros sean accesibles para millones de personas de todos los rincones del mundo, no solo para aquellos que pertenezcan a la cultura en la que se diseñaron.

No obstante y en pocas palabras, ¿Qué son los servicios de traducción para el sector de la tecnología? Para los principiantes, se refiere a un tipo de traducción técnica. La traducción técnica es una subdisciplina dentro de una de las especialidades de la traducción que se centra en redactar textos que abordan temas científicos o técnicos.

Los traductores técnicos trabajan con guías de usuario, manuales, instrucciones de mantenimiento y seguridad, informes técnicos, libros de texto, especificaciones del producto, documentos normativos y otros formatos que suponen un dominio muy preciso de un lenguaje perteneciente de un dominio concreto. Las traducciones técnicas representan el 90% de la cantidad total de las traducciones de todo el mundo.

Los servicios de traducción para el sector de la tecnología son la clave para la internacionalización de la industria porque ayudan a las empresas de todo el mundo a formar equipos internacionales y a mantener la homogeneidad y el rigor en los procesos de producción entre las fronteras. No obstante, también pueden ser un gran aliado de las startups que quieren expandirse a otros países.

Servicios de traducción y localización para el sector tecnológico

Es sencillo confundir estos dos conceptos. Supongamos que nuestro producto ha empezado a formar en torno a sí una base de usuarios italianos. Nuestro producto se presenta en inglés, pero cubre las necesidades de lso usuarios italianos y queremos aprovechar la situación para ofrecer una versión italiana del producto. ¿Es necesario recurrir a un traductor del sector tecnológico para traducir la interfaz de nuestra aplicación para una audiencia extranjera? Realmente no. No obstante, si tenemos una base grande de documentación del desarrollador entonces sí que necesitaremos a ese traductor.

Si queremos traducir una página web o una aplicación en la que se inncluye una terminología específica será necesario poner nuestro contenido en manos de un traductor del sector de la tecnología. No obstante, este solo sería un paso dentro del proceso de localización, que es más amplio. Las aplicaciones y las páginas web no necesitan solo una traducción: hay más dentro de ellas que solo texto, y ,por ende, se necesita un enfoque más integral para garantizar una experiencia de usuario óptima. Si nuestro producto está destinado al público en general un traductor del sector de la tecnología no es el profesional adecuado para el trabajo.

El riesgo de unas traducciones técnicas pobres

Las traducciones pobres suelen acabar saliendo caras. Y con eso no me refiero al precio que puedan costar si no al daño que pueden ocasionar. En el caso de la traducción literaria, por ejemplo, podría no perjudicar al lector, que simplemente tendrá una mala impresión de un libro conncreto, pero puede ser devastador para el autor, quien perdería un mercado completo o sería malentendido en una cultura entera.

Cuando se trata de traducciones del sector de la tecnología, el coste de una traducción pobre podría ser, por ejemplo, retrasos u obstrucciones en el desarrollo del producto.  Supongamos que el documento que hemos traducido es la documentación necesaria para desarrollar una nueva versión de nuestro producto, o un producto completamente nuevo y necesitamos traducirlo para un equipo de otro país al que estamos subcontratando parte del trabajo.

Es posible que un traductor que no esté especializado en el sector de la tecnología o en el desarrollo de software no sea capaz de reconocer la diferencia entre la terminología especializada y el lenguaje cotidiano. Ese es el camino al desastre, especialmente si se tiene en cuenta que ciertas herramientas y productos que componen el desarrollo del software tienen nombres que pueden confundirse fácilmente con palabras de uso cotidiano. Por ejemplo, hay dos lenguajes de programación que se llaman «go» y «Sass».

En el caso de Traducciones Domínguez, se pone tanto énfasis en la experiencia de los traductores porque las diferencias gramaticales entre el idioma de origen y el de destino pueden resultar en una mala comprensión de la relación entre las palabras. Cuando el traductor que está a cargo del proyecto no comprende los conceptos en cuestión, esto puede resultar en declaraciones incorrectas y, por lo tanto, un curso de mala calidad que no es una buena inversión para los estudiantes y que dañará la marca Traducciones Domínguez.

Características de una buena traducción del sector de la tecnología

Un buen traductor del sector de la tecnología es un especialista totalmente bilingüe que conoce los últimos avances de la disciplina, maneja la terminología correctamente y está muy atento a los detalles. El traductor que interesa no solo es bilingüe, sino que también tiene formación en traducción y tiene la experiencia necesaria en el sector para afrontar este tipo de proyecto.

Lo ideal es que el estilo del documento original priorice la claridad y la concreción. Si este es el caso el traductor debería entregar un texto que sea igual de fácil de entender y de exacto que el original.

Las empresas jóvenes que necesitan traducir sus documentos internos pueden llegar a pensar que pueden saltarse este trámite encargando las traducciones al precio más bajo. A lo mejor confían en las plataformas de trabajos para autónomos o llegan a poner un anuncio con el trabajo y escojen al candidato según el precio que pide y no según su experiencia. Después de todo, los usuarios no van a ver estos documentos, ¿o sí?

Los usuarios no verán esos documentos, pero sí los resultados de una comunicación interna buena o mala entre los equipos de su empresa. Una barrera lingüística puede dar como resultado incoherencias o errores técnicos en el producto. Incluso podría llegar a retrasar el proceso de desarrollo del producto.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Deja tu comentario!

¡NUEVO EBOOK!

La Localización: Claves para el Éxito Internacional de tu empresa

Descárgatelo gratis.