Inglés para Abogados: Cuál es la Estructura de un Contrato

¡Valóralo! 😊

Índice del Contenido

Si estás estudiando inglés jurídico para trabajar como abogado en el Reino Unido o quieres presentarte a los exámenes de ILC o TOLES es necesario que profundices en lo que conoces de la estructura de los contratos. En este post voy a explicar cómo es la estructura de un contrato y qué palabras clave aparecen con frecuencia en estos documentos.

Tal y como podría esperarse, los abogados y los secretarios judiciales suelen utilizar un formato estándar para redactar contratos Buena parte de los abogados del Reino Unido tiene acceso a las plantillas de la empresa Oyez; son formularios digitales que siguen la estructura clásica de los contratos y que se pueden modificar si es necesario. Generalmente a esto de le conoce como banco de precedentes o biblioteca de precedentes. 

El objetivo principal de cualquier documento jurídico es que esté escrito sin ambigüedad y de forma que se lea de la forma más clara y comprensible posible. Generalmente, la mayoría de los contratos actuales son mucho más fáciles de leer que los antiguos.

Estructura de los Contratos Anglosajones

Un contrato consta generalmente de las siguientes partes:

  • Los nombres y las direcciones de las partes.
  • Considerandos
  • Definiciones
  • Cláusulas precedentes
  • Acuerdos
  • Declaraciones y garantías
  • Otras cláusulas
  • Programación
  • Firmas
  • Anexos

Los considerandos ponen contexto al propio contrato. Si bien no tiene ningún efecto legal concreto sirve de ayuda para las dudas que pueda plantearse el tribunal y así llegar a la plena comprensión del contrato. Las definiciones proporcionan información adicional sobre ciertos el significado que se da a ciertos términos dentro del contrato. 

Las cláusulas precedentes establecen las condiciones que deben darse para que los términos del contrato entren en vigor. Los acuerdos especifican los derechos y obligaciones de todas las partes que intervienen. Probablemente es en estas dos partes en las que el abogado se centre en mayor medida dentro del documento. Esta parte del contrato detallará qué ocurrirá si el vendedor no entrega lo acordado o si en comprador no efectúa el pago.

El apartado de otras cláusulas tiene que estar incluido previamente la plantilla y son las cláusulas estándar que aparecen en todos los contratos; por ejemplo, las cesiones, que especifican cómo se realiza la transferencia de un contrato a otra parte.
La programación debe contener la «letra pequeña» del contrato. Las partes intervinientes suelen incluir los detalles menores en esta parte del contrato en vez de incluir los detalles dentro de la parte principal del documento. Por ejemplo, puede contener una lista de los bienes que se van a vender.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Deja tu comentario!