Dificultades y Peligros de hacer una traducción directa

¡Valóralo! 😊

Índice del Contenido

Para un traductor profesional es fundamental conocer a fondo tanto la gramática como la cultura. Los traductores deben conocer las normas del idioma y también cómo se comportan sus hablantes. E incluso los profesionales más expertos los sentimientos de confusión y frustración forman parte del día a día. 

Retos a los que se enfrenta un Traductor Profesional

Estructura del Idioma

Todos los idiomas cuentan con una estructura definida y unas normas propias acordadas. La complejidad y singularidad de este entramado afecta directamente al nivel de dificultad de la traducción.

Una frase simple en inglés sigue la estructura: sujeto, verbo y complemento; en ese orden. Por ejemplo, “she eats pizza.” Pero esta no es la estructura que siguen todos los idiomas. En Farsi la secuencia más repetida es: sujeto, complemento y verbo. Y en árabe los pronombres personales forman parte del propio verbo.

Por ello los traductores con frecuencia tienen que añadir, eliminar o reordenar las palabras del texto original para que la comunicación sea efectiva en el texto traducido.

Giros y Expresiones

Los giros expresan una idea mediante ejemplos o formas de expresarse exclusivos del idioma. Y, lo que es más importante, el significado de estas frases concretas no coincide con las definiciones literales de las palabras que las componen.

Muchos lingüistas profesionales coinciden en que los giros y las expresiones es el mayor reto dentro de una traducción. De hecho, se considera que los giros son un problema que los programas de traducción automática no van a poder resolver nunca.

Lo ideal es que los editores intenten limitar la cantidad de giros y expresiones usadas en el texto que quieren traducir. No obstante, si optan por mantener estas frases un tanto embrolladas deberán buscar a un traductor que esté muy familiarizado con la cultura del texto original.

Palabras Compuestas

Las palabras compuestas se forman mediante la unión de dos palabras o más. El significado final de la palabra compuesta puede no reflejar los significados de las palabras que la han formado. La mejor forma de abordar esta cuestión es dividiendo este tipo de palabras en tres grupos diferentes. 

El primer grupo de palabras compuestas son aquellas que tienen un significado literal: “Airport (aeropuerto),” “crosswalk,” (paso de peatones) y “seashore,” (orilla del mar) son ejemplos conocidos. El segundo grupo de palabras compuestas está formado por aquellas palabras compuestas que tienen un significado parcialmente literal. Por ejemplo “bookworm” (ratón de biblioteca).

El tercer grupo de palabras compuestas son aquellas cuyo significado conjunto no tiene nada que ver con cada una de las palabras que lo componen por separado. Por ejemplo, el término inglés “deadline” (fecha límite) se refiere a la fecha límite acordada para recibir o entregar algo. No tienen nada que ver con la muerte ni con ninguna línea. Y una “butterfly” (mariposa) ni es una mosca ni es mantequilla.

Palabras sin equivalentes

Puede que en un idioma no exista ningún equivalente exacto para una determinada acción u objeto que sí existe en otro idioma. En inglés americano, por ejemplo, en algunas casas tienen lo que denominan «guest room» (habitación de invitados). Se trata simplemente de un espacio de su casa en el que los invitados pueden pasar la noche.

Este concepto también es común en otros idiomas, pero a menudo se expresan de forma muy distinta. Los griegos lo describen con una sola palabra “ksnona”, mientras que sus vecinos italianos emplean una frase de tres palabras “camera per gliospiti” en su lugar.

Verbos compuestos por dos palabras. Algunas veces un verbo y una preposición adquieren un significado diferente y concreto cuando están unidos. Los verbos compuestos por dos palabras son frecuentes en el inglés informal. “Look up,” “close up,” “fill out,” “shut up,” “bring up,” “break down” and “break in” son ejemplos del uso diario. No obstante, en muchos casos no es ni necesario ni adecuado traducir la preposición por separado.

Múltiples Significados

La misma palabra puede tener múltiples significados en función de su lugar en la frase y cómo se utiliza dentro de la oración. Este fenómeno normalmente sigue uno de estos dos modelos: Existen las palabras homónimas, que son las que se escriben y suenan igual, pero cuyos significados son diferentes. Y también están los heterónimos, que son aquellos heterónimos que se escriben igual y se pronuncian de forma diferente.

Sarcasmo

El sarcasmo es una forma de expresión dura, ácida o cortante cuyo significado real es el opuesto al literal. A menudo el sarcasmo pierde su significado si se traduce palabra por palabra a otro idioma y a menudo puede generar malentendidos.

Lo mejor es que el editor elimine el sarcasmo del texto original antes de encargar su traducción. No obstante, hay casos en los que el estilo es fundamental para transmitir el contenido, en cuyo caso el editor haría bien en resaltar los párrafos con sarcasmo. De eso modo facilita la labor del traductor, quien evitará los malentendidos por una traducción literal y buscará una expresión en su idioma nativo que funcione mejor en el texto traducido.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Deja tu comentario!