Diferencias entre el inglés jurídico británico y estadounidense

¡Valóralo! 😊

Índice del Contenido

Los abogados españoles provienen de un sistema continental de detrecho. Eso significa que el Estado es responsable en buena medida de definir las leyes mediante códigos. Los estatutos, o Statutes, como se les llama en inglés, también son importantes en el sistema jurídico anglosajón y el Parlamento es quien los determina. Pero el sistema jurídico anglosajón, que es lel conjunto de leyes que son de aplicación en Inglaterra y Gales, se basa principalmente en la Common Law, que es la ley que establece la costumbre, es decir las medidas que normalmente se adoptan, y las sentencias de los jueces.

El Tribunal de Apelación y el Alto Tribunal de Justicia de Inglaterra y Gales), verían tres jueces en primer lugar, y, detrás de ellos, unas montañas de carpetas delgadas llamadas expedientes (Bundles). Los expedientes contienen cientos de casos anteriores que los jueces consultarán para dictar sentencia sobre un caso actual. A este proceso de remitirse a casos pasados se les llama precedente (precedent) Una de las consecuencias de esto es que los contratos vinculados a la legislación inglesa suelen ser más largos que los demás porque hay que preveer todas las posibilidades.

Ley Contractual

Puesto que cada sistema es diferente, la legislación inglesa utiliza términos que pueden no aparecer en algunos sistemas legales. Si tomamos como ejemplo un contrato, uno de los factores decisivos que hacen que un contraso sea vinculante es la contraprestación (consideration). Eso quiere decir que se produce un intercambio beneficioso para las partes, esto es, para los que intervienen. Esto quiere decir que, según la legislación inglesa, no se produce un contrato si el objeto se realiza a cambio de un regalo porque no habría intercambio. Pero hay otras legislaciones, como la alemana, en las que sí puede darse este intercambio porque su cuerpo legislativo no contempla el concepto de contraprestación.

Por otro lado, en muchas legislaciones es necesario que el contrato tenga un objeto (object), es decir, una razón o motivo. Esto no es así en la legislación inglesa. Al principio del contrato puede contener una serie de artículos llamados considerandos (recitals) que comienzan en inglés con whereas (considerando), pero que sirven únicamente para proporcionar un contexto al contrato y no se utilizan.

Otro ejemplo de un término que no está presente conceptualmente en todos los cuerpos legislativos es principio de buena fe (utmost faith), que es muy importante en las pólizas de seguros. Esto quiere decir que cualquiera que suscriba dicha póliza tiene que comunicar al asegurador todo aquello que pueda afectar all seguro. En el caso de los seguros de viaje, por ejemplo, la persona asegurada debe comunicar cualquier enfermedad presente. Si bien hay alguna equivalencia de este concepto es sueco, por ejemplo, el concepto de buena fe no existe en el ámbito legal.

Responsabilidad Civil (Tort)

Aprender el concepto de responsabilidad civil (tort) a menudo es un reto. La responsabilidad civil a menudo incluye litigios (disputes) y cuasidelitos (wrongs) El área más importante que cubre la responsabilidad civil es la negligencia (negligencia), lo que quiere decir que una persona ha cometido un error a la hora de acometer un trabajo par ael que razonablemente contaba con los medios necesarios.

Es una práctica común en todas las legislaciones que los bufetes de abogados suscriban pólizas importantes en previsión de dicha negligencia, pero a menudo de manera diferente que en la legislación inglesa. Además, otras áreas de la responsabilidad civil, como la difamación (defamation), que es difundir mentiras o insultos de forma oral (injurias o slander) o por escrito (libelo o libel), puede conllevar responsabilidad penal en determinadas jurisdicciones, como Italia, mientras que en Inglaterra es una cuestoón de responsabilidad civil de acuerdo con la legislación inglesa, por lo menos en un principio.

Latín Legal

Estas diferencias afectan incluso al latín legal. A menudo los estudiantes y abogados británicos se quedan sorprendidos porque sus colegas de otros países no conocen términos y expresiones latinas que para ellos son del todo familiares. De hecho, puede ser que se encuentren con una frase como caveat emptor, y ni se imaginan de qué quiere decir. El principio de caveat emptor o condición a riesgo del comprador. Quiere decir que alguien que venda, por ejemplo, un coche de segunda mano con problemas de motor solo está obligado a declarar dicha avería si el comprador le pregunta directamente. Por ejemplo, hace algunos años el comprador de un piso pensó que hubo mala fe durante la venta porque contenía fantasmas.

No obstante, poco pudieron hacer porque no habían preguntado por ello de forma directa. Es una práctica común llevar a cabo una investigación antes de comprar una propiedad porque, debido al principio de caveat emptor, no se puede confiar en que el vendedor te informe de todos los problemas que presente. En España no es habitual llevar a cabo dichas investigaciones porque el vendedor tiene una responsabilidad mayor sobre el estado del piso o de la casa.

¿Por qué te conviene estudiar inglés legal?

Viendo todo lo anterior, puede preguntarse la utilidad de que un abogado extranjero se forme en inglés legal. La respuesta es muy sencilla. Del mismo modo que el inglés es el idioma predominante a la hora de los negocios y el comercio y en muchos campos de especialización, los contratos comerciales internaciones y muchas otras áreas del derecho se suelen remitir a la legislación inglesa. Hoy en día los abogados no pueden desempeñar su trabajo sin dominar el inglés legal.

Glosario monolingüe
• Equivalent (adjective) – equal in value, amount, function, meaning etc.
• Concept (noun) – an idea or principle.
• Jurisdiction (noun) – the authority that a particular court has to make laws, rules, or decisions.
• Litigation (noun) – the process of taking legal action.
• Binding (adjective) – involving an obligation that cannot be broken.
• Second-hand (adjective) – something that has already been used.
• Reveal (verb) – make (previously unknown or secret information) known to others.
• A flat (noun, British English) – an apartment
• Property – flats, houses and land (= real estate in American English).

¿Te ha gustado el artículo?
¡Deja tu comentario!

Time for a new adventure

What are you looking for?