Competencia cultural: qué es, beneficios y cómo trabajarla

¡Valóralo! 😊

Índice de Contenido

¿Has experimentado lo difícil qué es entablar una conexión real con cualquier persona sin entender su entorno? Sí, puede ser todo un reto interactuar de forma respetuosa y competente con personas procedentes de otras culturas y con diferentes visiones del mundo, pero ahí es donde entra en juego la competencia cultural.

¿Qué es la competencia cultural?

La competencia cultural es la capacidad de interactuar con personas de otras culturas y entenderlas.

Para ser culturalmente competente es necesario entender la cultura propia y desear aprender sobre la forma de entender el mundo y las prácticas culturales de otras personas. Cuando una persona es capaz de mostrar empatía y compasión fomentando el respeto mútuo entre uno mismo y alguien que existe fuera de su círculo de allegados, dicha persona tiene la base necesaria para prestar servicios humanos.

¿Por qué es importante desarrollar la competencia cultural?

A su alrededor hay migrantes, inmigrantes, refugiados e individuos procedentes de distintos entornos étnicos, y es esa diversidad que nos rodes lo que hace que la vida sea bella. Se abren nuevas oportunidades para entablar nuevas relaciones porque nuestro mundo sigue creciendo y sus habitantes continúan migrando por todos los rincones de la tierra.

La razón por la que la competencia cultural es tan importante es que sin ella no es posible construir dichas relaciones diversas. La competencia cultural puede ayudar a evitar malos entendidos, sentimientos dañados y parcialidades en lugar de simplemente coexistir con otros individuos a los que no entendemos.

¿Cuáles son los beneficios de la competencia cultural?

Existen beneficios sociales, sanitarios y empresariales que se pueden obtener al volverse culturalmente competente. A continuación repasamos los aspectos más beneficiosos de alcanzar la competencia cultural.

Aumenta el respeto y la comprensión mutuas entre las empresas y sus clientes multiculturales.

  • Esta habilidad fomenta la inclusión de todos los miembros de una comunidad.
  • Aumenta la aceptación de varias perspectivas, ideas y estrategias dentro de los procesos de toma de decisiones.
  • La creatividad y la innovación pueden verse inspiradas mediante las perspectivas de diversidad cultural.
  • Las empresas que pueden apoyarse en un grupo de talentos diversos son capaces de atraer y conservar los mejores talentos.
  • Las empresas pueden ofrecer un abanico de productos y servicios más amplio y más adaptable con un equipo de empleados heterogéneo.
  • La competencia cultural fomenta las oportunidades de crecimiento personal y profesional.

Cómo trabajar en las habilidades de la competencia cultural

La mejor manera de crecer en esta competencia es desear aprender sobre nuevas culturas. Además, esta es una habilidad que todo el mundo debe trabajar toda la vida porque siempre va a ver nuevas personas que conocer. Estas son algunos consejos para mejorar la capacidad de competencia cultural:

Escucha

En lugar de obviar la incomodidad y las ideas sobre cualquier tema con el que no estemos de acuerdo es vital centrarse simplemente en escuchar, oir a la otra persona. Formule preguntas y escuche con interés, sin interrumpir ni intar convencer a la otra persona. En lugar de simplemente preguntar su opinión a la otra persona pregúntale por qué opina de esa manera. Con esto se crea una oportunidad de aprender más sobre las perspectivas y experiencias de otras personas.

Prestar atención

Es muy fácil no dar importancia a las personas y las cosas que nos rodean porque la tecnología moderna nos distrae. Pero si quieres entablar relaciones con las personas que te rodean y progresas en tus habilidades de competencia cultural es necesario desconectar de las distracciones y prestar atención al elemento humano. Sonríe. Mira a los ojos. Muéstrate interesado en la conversación.

Utiliza la imaginación

Si una persona lleva una vida completamente opuesta a la tuya nunca vas a ser capaz de ponerte en sus zapatos. Pero eso no implica que no puedas intentar entender su experiencia. Imagina las situaciones que les has oido describir, porque te ayudará a entender la visión del mundo y la cultura de otras personas.

Céntrate en la humildad cultural

La competencia cultural no es simplemente mostrar respeto por otras personas sin que los propios prejuicios interfieran en el proceso. Es fundamental admitir que no se es un experto, y también tienes que desear seguir trabajando en esta habilidad. Al querer preguntar y escuchar lo que cuente la otra perona estás demostrando un interés real. La humildad cultural se desarrolla encuchando en vez de dar por sentado.

Conclusiones

Si te gusta aprender y entablar nuevas relaciones la competencia cultural puede ser algo natural en ti. Cuando nos comprometemos con los que nos rodean y todos compartimos nuestra visión del mundo con los demñas la vida se convierte en una aventura mucho más rica.

¿Te ha gustado el artículo?
¡Deja tu comentario!

¡NUEVO EBOOK!

La Localización: Claves para el Éxito Internacional de tu empresa

Descárgatelo gratis.